El clásico osito de gominola

El osito de gominola es una de las chucherías más famosas en el mundo. Por regla general, el bien más preciado de los peques, y una de las prohibiciones más habituales en las familias con niños.
Los padres, preocupados por la salud de sus hijos, a menudo se preguntan si es saludable la ingesta de golosinas con altos contenidos de azúcar, además de otros añadidos como colorantes, etc.
No les falta razón, aunque si se podría matizar un aspecto sobre lo que es saludable o no. Cualquier consumo sin control nunca va a ser sano, pero hay ciertas cuestiones y estudios que han ido cambiando la opinión y fama negativa de los ositos de gominola.

Durante generaciones, este tipo de dulces ha gozado de las mayores críticas, haciéndose un bien irresistible para los niños, y un enemigo para las madres. Ahora, se ha dado la vuelta a la tortilla.

Las chucherías ya no solo no son malas, sino que con una dosis limitada pueden ser incluso beneficiosas en la nutrición infantil. Los fabricantes se preocupan cada vez más en aportar nutrientes y sustentos positivos como vitamina C en la elaboración de dulces. De esta forma, además de entretener a los niños por su colorido y sus divertidas formas, las gominolas pueden suponer un suplemento proteínico, debido a la gelatina con la que se elaboran.

Aunque no se trata de un sustitutivo, si puede ser un buen complemento en la dieta de por ejemplo todos los niños que rechistan y protestan a la hora de comer carnes y pescados. Otras chucherías, ya en el campo de los frutos secos, también pueden beneficiar al crecimiento infantil. Las pipas y otros aperitivos aportan aceites esenciales y energía al cuerpo humano. Además se ha desmentido que los ositos de gominola y otras chucherías produzcan daños odontológicos. Según un estudio realizado en Washington por la revista ‘BMC Oral Health’ el xylitol, un alcohol de azúcar natural que se usa en su composición, si se da en forma de ositos de gominola a los menores, reduce las placas bacterianas que provocan las caries.

Bote de ositos de gominola

[IMG © flickr.com | DOH4 & jromero CC]